platos de siempre

MACARRONES BOLOÑESA

Me encanta ver lo que hace Maria cuando prueba un plato nuevo, es toda un experiencia. Si le parece atractivo abre los ojos como platos y empieza a señalar la comida diciendo: am, am, am!! y todo lo contrario cuando por lo que sea no le entra por la vista… no hay manera de sentarla en la trona. Hoy no confiaba mucho con los macarrones, de hecho era una prueba… hace unas semanas fuimos a una pizzeria y le pedimos unos macarrones a la boloñesa, los más buenos que he probado en mi vida, y va y no se comió ni uno, no hubo manera… En cambio hoy ha sido de los días que más la he visto disfrutar con la comida. No sé como no le he hecho una foto, se ha puesto la cara de salsa de tomate…

Con esto te quiero decir que los niños que coman o no coman, no tiene nada que ver con si está bueno o no, sino que por el motivo que sea en ese momento no quieren, y ya está.  Podemos darles a probar hasta 10 veces la misma comida hasta que hacen: am, am… así que ¡ánimo! (me digo a mí misma)… ¡hay que seguir intentándolo!

Siguiendo con el “tengo un plan“, aquí os presento mi versión de los espaguetis boloñesa.

¡A cocinar!

Ingredientes:

Tomates, zanahoria, calabacín, ternera, queso parmesano, comino en polvo, pimienta negra, sal y aceite de oliva.

¡Empezamos!

Picamos* zanahoria muy finita y también calabacín . Lo ponemos en una cazuela con una gotita de aceite (¡no hace falta más), un poquito de sal y dejamos que se poche. Si vemos que se engancha, entonces con la mano mismo, cogemos un poco de agua y salpicamos. Añadimos la ternera muy picada (si la picamos nosotros tiene una ventaja, que es que podemos escoger una pieza magra y sacarle toda la grasa que haya visible) le damos unas vueltas, ponemos pimienta negra y cuando la carne cambie de color le añadimos el tomate (en esta ocasión he puesto tomate natural triturado en conserva). Rectificamos de sal, alegramos con comino en polvo (bastante). Cuando casi esté hecha tiramos un chorrito de leche y dejamos reducir.

*Para picar utilizo el vaso con cuchillas que viene con la batidora, es muy rápido y queda muy picadito, aunque cada uno que lo haga con el cacharrillo que tenga.

La pasta no tiene secreto, es seguir las instrucciones del fabricante. Una vez cocida añade un poco de aceite de oliva en crudo para que no se pegue y esté más sabrosa.

Montamos el plato poniendo los macarrones, encima la salsa y unas lascas de queso parmesano.

¿Qué cambios he hecho?

Macarrones blancos por macarrones integrales

Salsa de tomate frito por salsa de tomate cocida, casera y con verduras.

Picada mixta por carne de ternera magra.

¿El sabor es el mismo?

Te sorprenderás. No te das ni cuenta de que estás delante de una versión “light”. Lo que notas diferente es que los macarrones no quedan muy mezclados con la salsa (por la ausencia de aceite).

Si lo pruebas ya me dirás qué te parece.

¡Gracias por leer!

Foto: conesedesalud

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

 

 

Protección de tus datos

conesedesalud.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporcionas serán tratados únicamente por Yolanda Anfrons como responsable de esta web. Tu legitimación se realiza a través del consentimiento.

 

Para más información consulta nuestra política de privacidad.

18 − 15 =