meriendas y postres

HELADO PLÁTANO Y FRESA

¿Helado de forma ocasional o de forma habitual?. Pues para tu alegría y la mía, ya te digo que con lo saludable y fácil de hacer que es este helado, vamos a poder comerlo todos los días sin que afecte a nuestra salud ni a nuestro peso.

Ya te he explicado alguna vez lo que me pirran los postres y… en verano apetece más que nunca un heladito bien rico. La receta es tan sencilla que me da coraje ponerla, pero es que si escogemos una buena fruta de temporada… ¡no hace falta nada más!.

Así que ala, a preparar la merienda de mañana… ¿qué te parece?

¡A cocinar!

Ingredientes:

Plátanos, fresas, leche (de vaca o la bebida vegetal que prefieras).

¡Empezamos!

Los helados que te voy a proponer son de frutas, y utilizaremos el plátano siempre como base, porque la consistencia y la textura que le da es fenomenal (no tiene tanta cantidad de agua como un melocotón por ejemplo) y si lo escogemos en su punto perfecto de maduración evitaremos poner ningún tipo de endulzante. Cachis cuando leo «sin azúcar» y luego miras la receta y lleva sirope/melaza/edulcorante/miel/fructosa… qué desilusión, en definitiva, todo acaba siendo azúcar.

Cogemos 4 plátanos , los pelamos y los cortamos en rodajas. Cogemos también las fresas, unas 20 aproximadamente, las lavamos y les quitamos el pedúnculo (en este orden para que no les entre agua). Ponemos cada tipo de fruta en un tupper y al congelador. Eso sí, lo ideal es dejarlo mínimo 24 horas, así el helado quedará mucho mejor.

¿Te imaginas que haremos mañana?. Pues coger las frutas, mezclarlas y triturarlas con un túrmix. Añadiremos un chorrito de leche o de cualquier bebida vegetal (vigila que no lleve azúcar añadido de ningún tipo). La leche hace que sea más fácil de triturar y que el helado quede más cremoso. Ya está. Nada más. Cogemos el utensilio para hacer las bolas y lo ponemos bien bonito (que eso también alimenta jeje).

¿Cual es el secreto? Pues tener siempre fruta cortada en el congelador. Con la base de plátano o con plátano sólo podemos improvisar un helado en 10 minutos:

Helado de plátano con canela

Helado de plátano con cerezas (ohhhh mi preferido sin duda)

Helado de plátano con mango

Helado de plátano con melocotón

Helado de chocolate (plátano y cacao puro en polvo)

¿Sigo? ¿Y si le ponemos alguna cosilla por encima?

Unos frutos secos (nueces, almendra fileteada, almendra en polvo, pistachos…)

Fruta desecada (pasas, tiras de ciruela…)

Trocitos de fruta fresca

Chocolate negro rallado

Si una vez hecho el helado te sobra, mételo rápido en el congelador y lo tienes para otro día, lo único que tendrás que hacer es volverle a pasar el túrmix para que quede más cremoso. Si tienes la precaución de meterlo en un envase que te permita triturar allí mismo mejor, más rápido y menos cacharritos que ensucias.

¿Qué cambios he hecho?

Se me hace difícil decirte qué cambios he hecho…

¿Alguna vez te has parado a mirar la lista de ingredientes de un helado comercial?. Hay 3 cosas básicas que creo que hay que tener en cuenta siempre cuando miramos una lista de ingredientes: la primera que la lista sea corta, la segunda que los ingredientes se entiendan, y la tercera tener presente que los ingredientes siempre van ordenados de más a menos (y el azúcar o la grasa de origen poco saludable suelen estar en los primeros puestos…). No hace falta que te diga que ninguna de estas tres cosas salen bien paradas…

Evidentemente que si vamos a una heladería más artesanal la cosa cambia un poco (o no, poque allí no es tan fácil saber qué ingredientes lleva) pero seguro que si lo hacemos nosotros evitamos azúcar, nata, espesantes, colorante…

¿El sabor es el mismo?

Si escogemos bien las frutas y su punto de maduración, el sabor es tremendo. Se nota tan auténtico… y acostumbramos al paladar al dulzor natural que tienen los propios alimentos. Sin trampa ni cartón. A lo mejor me he emocionado al escribir esto último, pero es que justo nos acabamos de comer el helado que sale en la foto…

¡Ah! consejillo de última hora: la temporada de fresas está prácticamente finalizada, así que si tienes suerte y aún quedan algunas tardías, congela cantidad y podrás disfrutar de ellas un poco más. Y otra cosa, vigila la ración,  que por muy saludable que sea la fruta, si nos ponemos hasta la bandera pierde la gracia 🙂 .

Ya me contarás.

¡Gracias por leer!

Foto: conesedesalud

You Might Also Like

5 Comments

  • Reply
    Alternativas fáciles al azúcar para que te dejes de excusas - Educando en nutrición
    2 junio, 2016 at 10:40

    […] o cualquier fruta seca. Así podemos preparar bizcochos con dátiles o plátano, helados (como estos o estos), crepes caseros con fruta y chocolate, bomboncitos… Aquí os dejo un ejemplo de […]

  • Reply
    Paloma
    12 julio, 2016 at 16:46

    ¡Qué rico! Yo hice el otro día helado de fresas y plátano con yogur natural, lo metí en unos moldes al congelador y listo.
    ¿Qué es mejor utilizar, leche o yogur?
    ¡Gracias!

    • Reply
      Yolanda Anfrons
      26 julio, 2016 at 08:16

      Hola Paloma, ¡qué rico también con yogur! Lo de utilizar leche o yogur va a gustos, la leche es un poco menos ácida pero esa forma de hacerlo batiendo todo y poniendo al congelador también está muy bien, lo importante es que nos animemos a hacer helados saludables en casa. Probaré a hacerlo así con los moldes de hacer polos. Un abrazo y gracias por la idea 🙂

  • Reply
    Chema
    21 noviembre, 2017 at 18:38

    «Cachis cuando leo “sin azúcar” y luego miras la receta y lleva sirope/melaza/edulcorante/miel/fructosa… qué desilusión, en definitiva, todo acaba siendo azúcar.» por fin encuentro un blog donde las recetas son realmente sin azucar y sobre todo, donde se tiene claro que es azucar(con la frase copiada de esta entrada y a la que hago referencia al inicio de mi comentario).

    Enhorabuena por tu blog, hoy tienes un seguidor mas 😉

    • Reply
      Yolanda Anfrons
      18 diciembre, 2017 at 00:58

      Hola Chema, pues aquí te recibimos con los brazos abiertos. Muchas gracias por acompañarnos 🙂

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.